Pollo en salsa de vino blanco y zanahorias

1.7K

Aquí tenéis una receta de pollo en salsa de vino blanco de escándalo. Es una receta de esas que ya sé que os encantan por lo fácil y rápida que es. Se trata de una receta de pollo sin horno muy parecida al estofado, donde los jugos de las verduras se combinan perfectamente para crear un pollo suculento y con mucho sabor.

Es una receta práctica y perfecta para una cena rápida entre semana. Para prepararla sólo tenéis que cocinar las piezas de pollo en una cama de verduras salteadas y luego bañar el pollo con vino blanco o whisky para llenarlo de mucho aroma.

Acompañad esta receta con arroz blanco, puré de patatas, verduras al vapor ¡o la guarnición que más os guste!

Ingredientes para el pollo en salsa

  • 1 Pollo troceado y sin piel
  • 1/2 taza de aceite
  • 5 dientes de ajo
  • 2 Zanahorias
  • 2 Pimientos rojos
  • 1 Pimiento verde
  • 1 Cebolla
  • 1 Puerro
  • 1 Ramita de apio o puerro
  • Sal y pimienta al gusto
  • Albahaca
  • 1/2 taza de brandy
  • 1/2 taza de vino blanco
  • 1 taza de agua

Cómo hacer pollo en salsa de vino blanco y zanahorias

  1. Para empezar a preparar esta receta de pollo en salsa de vino blanco, picamos el ajo, la cebolla, los pimientos, el puerro o apio en cubos pequeños, mientras que las zanahorias las cortamos en rodajas no tan gruesas.
  2. En una sartén grande u olla, ponemos a calentar un chorrito generoso de aceite de oliva a fuego medio. Agregamos el ajo y la cebolla picada y lo dejamos cocinar durante unos minutos o hasta que la cebolla esté pochadita.
  3. Añadimos el resto de las verduras, removemos bien para que se combinen. Tapamos y dejamos cocinar durante unos 7 minutos, cuidando de que no se vayan a quemar o pegar al fondo de la olla.
  4. Destapamos y añadimos las piezas de pollo, removiendo bien para que se incorporen con las verduras y se impregne de sabor.
  5. Añadimos albahaca, sal y pimienta negra al gusto y revolvemos bien para combinar.
  6. Volvemos a tapar la olla y dejamos cocinar durante 20 minutos.
  7. Añadimos un chorrito de coñac o whisky. Luego añadimos el vino blanco y volvemos a tapar y dejamos cocinar durante 2 minutos más.
  8. Retiramos del fuego y servimos caliente.

Mis consejos y trucos

Si queréis que vuestro pollo en salsa de vino blanco quede perfectamente delicioso, aquí os dejo algunos consejos y trucos para tener en cuenta:

  • Primero, asegurarse de cocinar el pollo lentamente a fuego medio para que se mantenga tierno y jugoso.
  • En segundo lugar, al hacer la salsa, usad un buen vino blanco. Tampoco desearéis que la salsa sea demasiado espesa o demasiado líquida, así que agregar harina o agua según sea necesario hasta que alcance la consistencia deseada. Finalmente, asegurarse de que la salsa sea agradable y cremosa agregando un poco de mantequilla al final y revolviendo hasta que se derrita por completo.
  • ¡También es importante tener en cuenta que este plato sabe mejor si se sirve caliente y fresco! Entonces, una vez que hayáis terminado de cocinar este pollo en salsa de vino blanco, disfrutarlo mientras aún está tibio, ¡buen provecho! Si no lo váis a servir de inmediato, dejar que el plato se enfríe antes de transferirlo a un recipiente hermético y guárdarlo en el refrigerador hasta por 3 a 4 días. Eso sí, al recalentar este plato, asegurarse de agregar un poco de vino blanco para que todos los sabores permanezcan intactos. O bien, que sepáis que también podéis congelar este plato hasta por 3 meses, solo tener en cuenta que hay esperar a que esté completamente descongelado antes de calentarlo.

Mis sugerencias para servir esta receta

Una vez que vuestro pollo en salsa esté listo para comer, podéis optar por servirlo con una variedad de acompañamientos. En lo personal, me gusta servirlo arroz blanco, verduras asadas o puré de patatas, pero también os digo que se puede combinar bien con el cuscús o la quinoa. Y bueno, si le agregáis una ensalada verde conseguiréis una comida deliciosa y completa.

Si queréis simplificar las cosas, también podéis servir este pollo con pan fresco crujiente o patatas asadas. Y para darle un toque extra de sabor, rematad el plato con perejil fresco picado o un poco de queso parmesano rallado.

¡Buen provecho!

Más recetas con pollo

Pollo en salsa de vino sin horno

Deliciosa receta de pollo en salsa de vino blanco con zanahorias. ¿La mejor parte de esta receta? No necesitarás de un horno para prepararla.
Raciones 6 personas
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 25 minutos
Tiempo total 40 minutos

Equipment

  • Sartén u olla grande

Ingredientes

  • 1 Pollo sin piel picado en trozos
  • 2 Pimientos rojos
  • 1 Pimiento verde
  • 2 Zanahorias
  • 1 Puerro o apio
  • 1 Cebolla
  • Sal y pimienta
  • Albahaca al gusto
  • 1/2 taza Vino blanco
  • 1/2 taza Coñac, whiskey o brandy
  • 1/2 taza Agua

Elaboración paso a paso

  • Picamos todas las verduras en trozos pequeños.
  • Ponemos a calentar una sartén u olla con suficiente aceite de oliva. Cuando esté caliente sofreímos las verduras durante 7 minutos o hasta que estén semi cocidas.
  • Añadimos los trozos de pollo y removemos bien. Añadimos la sal, albahaca y pimienta al gusto. Tapamos y dejamos cocinar durante 20 minutos.
  • Destapamos la olla, añadimos el vino blanco y el whisky. Tapamos nuevamente y dejamos cocinar durante unos 5 minutos más.
  • Añadimos el agua y dejamos cocinar durante 3 minutos más antes de servir.
  • Servimos nuestro pollo en salsa de vino blanco y zanahorias con arroz, puré de patatas o la guarnición que más nos guste.

Video

Plato: Plato principal
Cocina: Casera, Española
Keyword: Guiso de pollo, Pollo, Pollo guisado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Like
Close
Your custom text © Copyright 2020. All rights reserved.
Close